Octava obra: Inocente Atardecer

|

Inocente Atardecer
Directed By Jorge Moreno Celaya

Género: Drama

Elenco:
-Kate Winslet (Ximena)
-Natalie Portman (Camila)
-Ellen Page (Sofía)
-Adriana Barraza (Magdalena)
-Haaz Sleiman (Frank)
-Kristen Stewart (Monserrat)
-Jamie Bell (Axel)
-Vera Farmiga (Ariadna)
-Meryl Streep (Andrea)

Canciones:
-Estar Junto a Ti – Yuridia
enlace
-Ave María – Celine Dion
enlace
-Hallelujah – Alexandra Burke
enlace
Argumento:

VIERNES 05 DE JUNIO – 3:00PM
Solo silencio, ni siquiera el sonido del viento, una vista panorámica desde el mirador de un cerro, en medio de la ciudad cubre un atardecer un poco diferente a los demás, de pronto se comienza a escuchar muy despacio el sonido de varias sirenas, ambulancias, policías y mas que nada de bomberas. Al sur de la ciudad a lo lejos se comienza a observar una gran nube negra de humo, que empieza a subir poco a poco al cielo, la resonancia de las sirenas sigue aumentando hasta llegar a un límite ensordecedor. La pantalla se pone en negro, se queda en silencio, y aparece el título de la historia “INOCENTE ATARDECER”.

Entre las 6:00 y 7:00AM
Magdalena vivía con su único hijo Frank y la hija de este, una pequeña, demasiado viva e inteligente de tres años recién cumplidos. “Mi vida ya levántate, ya es hora de ir a la escuelita..” son las palabras con las que Magdalena despertaba todos los días a su nieta mientras su papá se alistaba para ir al trabajo. En el desayuno, se encontraban los tres comiendo, mientras veían las noticias en la televisión, la niña comía cereal, un poco aflogerada. “Ya es hora de irnos mi amor” le dice Frank a su hija y la lleva al baño a que cepille sus dientes. “Dale un besito a la abuela..” y los dos se despiden con un beso en cada cachete, al mismo tiempo, de la abuela. “Mamá, recuerda que a las 3:30 tienes que ir por la niña a la guardería..”, comenta Frank a su mama, “Si mi vida, saldré del trabajo temprano y llegaré por la niña, no te preocupes”. Frank y su hija subieron al auto y arrancaron, la guardería les quedaba a cinco minutos, llegaron y Frank bajó a su hija, en la entrada se encontraba la maestra Camila recibiendo a los niños; como todos los días, Frank dejo a la niña con toda la confianza y Camila la recibió con una sonrisa, la niña caminó hacia la guardería y Frank le grita “¿Y mi abrazo y mi beso?”, en eso la niña sale corriendo hacia su papá y se los da con una ternura inigualable.

Sofía una chica de preparatoria, entre rebelde y tierna se veía en el espejo del baño acomodando su cabello, y alistándose para irse al colegio, de afuera del baño se escucha la voz de su mamá que le grita diciéndole que se apure. Sofía apresura el tiempo y sale del baño, “¿Ya estás listo chaparro?” le dice a su pequeño hermano de dos añitos, este asiente con la cabeza y salen los dos agarrados de la mano. “Sofía que no se te olvide pasar por tu hermano a las 2:30 cuando salgas del colegio” le grita la mamá, “Si mamá no te apures, nos vemos en la tarde”. La guardería le quedaba de paso a Sofía que iba al colegio a solo cinco cuadras de su casa, en el pequeño camino que los dos recorrían todos los días, el niño se la llevaba brincando y jugando con los árboles que encontraba a su paso, era un niño muy activo, “¡Ándale chaparro estate quieto, te vas a caer!” es de las frases que mas solía usar Sofía en el camino a la guardería. Al llegar, se despide con un gran beso, como siempre de su inseparable hermanito, y la maestra Camila le da los buenos días y le indica amablemente al niño para que se dirija a su salón de clases.

Ximena, una mujer que tenía dos años de haberse casado y tener un lindo bebé de escasos 7 meses. Se encontraba haciendo el desayuno para su esposo, mientras él salía de bañarse, en el piso de la cocina ya se encontraba el pequeño bebé en su andadera haciendo relajo y con unas carcajadas persiguiendo al perrito de la familia, cuando Ximena terminó el desayuno agarró al bebé para darle su biberón “Haber mi amor vamos a darte tu mamila porque tenemos que irnos a la guardería” con una sonrisa que caracterizaba a Ximena cada vez que estaba con su hijo. Mientras tanto el esposo desayunaba y los observaba con mucha atención comentando que era el hombre mas afortunado por tener una maravillosa mujer que le dio el regalo perfecto, su hijo, respondiéndole Ximena con una linda caricia. Al término del desayuno los dos se levantaron dispuestos a irse, Ximena agarró al bebé en los brazos mientras su esposo recogía la pañalera. Iban en el auto camino a la guardería, los dos platicaban de que se hacia tarde para ir a sus labores. Al llegar a la guardería, un edificio en forma rectangular con techo de lámina, como si antes hubiera sido una bodega o almacén, disfrazada de varios colores y dibujos animados, Ximena bajó un poco apurada con el bebé en los brazos, caminó a paso veloz hacia la única puerta que existía en la guardería, ya estaba cerrada, por lo que tocó el timbre para que le abrieran, al término de un rato la maestra le abre la puerta, “Camila, disculpa, se nos hizo tarde” le dice un poco avergonzada Ximena, “No te preocupes, ¿Cómo está mi bebé favorito?” haciéndole cariños al niño, Camila lo recibe en sus brazos, Ximena se despide con un amoroso beso de su hijo, “Pasaré por él a las 3, más o menos”. Al salir de la guardería se topa con Andrea la directora, y empiezan a platicar un poco, en ese momento se empiezan a escuchar unos sonidos fuera de lo normal, “¿Qué es ese sonido?”, Ximena le pregunta un poco desorientada a Andrea, a lo que ella le responde “Es el almacén de enseguida, a esta hora empiezan con sonidos fuertes, pero es solo un momento”. Así empezaron a discutir las dos acerca del establecimiento que estaba enseguida de la guardería, el cual a Ximena y varios padres de los niños se les hacía un peligro, “Se supone que ya habíamos hablado y quedaste en arreglar eso del almacén, es peligroso que guarden materiales de ese tipo, que no te das cuenta que es un peligro que esté enseguida de la guardería” Ximena un poco agitada y molesta le comenta a Andrea, y así la discusión continuo, “Te juro Ximena que ando arreglando eso, te prometo que hoy llamaré de nuevo haber que se puede hacer respecto al almacén”.

9AM
En el interior de la guardería se hallaban alrededor de 120 niños, algunos jugando y corriendo, en una parte, otros con sus educadores tomando clases. En la sección de bebés, se encontraba la maestra Camila, una mujer de escasos 25 años que adoraba cuidar y enseñarle lo que pudiera a los niños, desde ahí se podía ver la dirección de la guardería con un ventanal grande donde Camila observaba a Andrea discutiendo por teléfono, al momento de que Andrea colgó el teléfono, Camila se dirigió hacia ella, tocó la puerta, “Adelante” le contestó Andrea, “Qué pasó? Pudiste arreglar lo del problema del taller, lo de la salida de emergencia que no tenemos, lo del falso techo de teflón…”, Andrea desesperada la interrumpe “Basta!, en eso estoy y aún no me resuelven nada”.

12PM
La hora de la comida en la guardería, los niños de preescolar se encontraban en el comedor disfrutando de sus alimentos, algunas educadoras les daban su biberón a los bebés, así todos los días los niños duraban alrededor de media hora comiendo y a la 1pm todos tomaban su hora de la siesta que duraba de dos a tres horas, Camila se encontraba tratando de dormir al bebé de Ximena cantándole canciones, arrullándolo, hasta que después de un buen tiempo logro que se durmiera, lo recuesta en la cuna y se dirigió a dar una vuelta para vigilar una parte de los niños dormidos, varios educadores se encontraban leyendo, o preparando su material de clases para el siguiente día, otros vigilaban a los niños y bebés dormidos, etc. “Camila, tengo que ir a hacer unos mandados, regreso mas tarde”, Andrea se despide y sale de la guardería.

2:30PM
Afuera de un colegio sentadas en una banca se encontraba Sofía con unas amigas fumando, platicando y riéndose de lo que había pasado en su día de escuela, “Sofía, ¿Que no tienes que ir por tu hermano a la guardería?”, le pregunta una amiga, “Si, pero lo pueden cuidar un rato más, o ¿Quieren que ya me vaya?” Sofía le contesta, y todas bromeando y riendo, le contestan que “No” que los acompañe un rato más.

En un congestionamiento de automóviles sobre un boulevard se encontraban Ximena y su esposo esperando a que avanzaran para seguir su trayecto a recoger a su bebé.

Magdalena iba saliendo de su trabajo, y en la entrada se encuentra a una compañera “Magdalena, ¿Quieres que te de un aventón a tu casa?”, a lo que ella le responde “No gracias, tengo que ir por mi nieta primero, agarraré camión para hacer tiempo porque es temprano para ir por ella todavía”.

3:00PM
El interior de la guardería reinaba el silencio, los niños se encontraban dormidos, algunos maestros y personal administrativo hacían sus labores en silencio, al cabo de un instante se oye un estruendoso sonido parecido al de una explosión por fuera de la guardería. Algunos empleados, entre ellos Camila se preguntan que si que pudo haber sido ese ruido tan impactante, cuando de pronto empieza a caer pedazos de techo quemándose, sin dar tiempo ni siquiera de pensar, y de actuar. El caos empezó, los maestros y empleados de la guardería se dieron cuenta que un incendio proveniente del techo empezaba a atacarlos, y empezaba a caerse, los empleados corrieron tratando de salvar a los niños que se encontraban en su mayoría dormidos, Camila corrió a la sección de bebés esquivando la lluvia de fuego que caía, el humo negro entraba rápidamente a la guardería, tomó en sus brazos a dos bebés como pudo y corrió hacia la única puerta que existía, los demás maestros hacían lo mismo, dejaban a los bebés a salvo afuera de la guardería y entraban a sacar a los primeros que veían. Cada vez era más intenso el fuego, cunas quemándose, paredes coloridas que se convertían en color negro poco a poco, muñecas derritiéndose sus cabecitas, bebés y niños llorando, Camila desesperada y en llanto seguía tratando de salvar niños, varios vecinos se percataron del incendio y empezaron a ayudar viendo que varias maestras corrían desesperadas con niños en los brazos para ponerlos a salvo, algunos llorando, otros inconscientes por el humo que habían tragado y varios mas quemados, hasta que ya les fue imposible volver a entrar a la guardería. En menos de cinco minutos bomberos, la policía y ambulancias llegaron al establecimiento y empezaron a hacer sus labores, por fuera se encontraba una multitud de gente consternada, madres de los niños se hallaban desesperadas queriendo entrar, pero la policía del lugar no les permitían el paso.

“Miren, ¿Qué se estará quemando?”, Sofía y sus amigas seguían platicando en la escuela, “Parece que viene de la guardería” contestó una chica, “Mi hermanooo!” Sofía dio un grito de terror, soltó el cigarro que fumaba y salió corriendo en busca del pequeño.

Ximena y su esposo en el carro iban rumbo a su bebé, en la parte de atrás se logra ver por el espejo retrovisor que se acercan a gran velocidad un carro bombero y varias ambulancias, “Dios mío que estará pasando” Ximena se empieza a preocupar, al momento de rebasarlos las ambulancias Ximena se percata de una mancha negra y se da cuenta que viene del rumbo de la guardería, el rostro de Ximena cambia radicalmente con una expresión de terror al pensar que su hijo podría estar en peligro.

El cuerpo de bomberos aún no podían apagar el incendio y sacar a los menores que faltaban, algunos bomberos y gente con picos intentaban tirar las paredes del edificio para poder rescatar a los demás niños, ya que por la puerta no daba abasto para hacer más hábil el rescate. Camila, toda sucia por el humo y bañada en sudor, corría con una niña en brazos, de escasos tres años, se dirigían hacia una casa cercana que estaba siendo utilizada como refugio a los niños que iban rescatando, en ese lugar varios niños lloraban asustados, tosiendo, algunos se ahogaban con su saliva negra, otros lloraban por sus madres, varias de ellas ya se encontraban buscando a sus hijos desesperadas, Camila trataba de consolar a algunos niños, para que se pudieran calmar, pero a cada rato la invadía el llanto de desesperación y tristeza.

Frank se encontraba en su trabajo cerca de la guardería, cuando siente una vibración en su bolso de pantalón, mete la mano y saca su celular, era Magdalena desconsolada en llantos diciéndole que la guardería se estaba quemando. No lo pensó ni un momento y Frank salió de su trabajo a toda velocidad en su pick up blanca modelo 99.

Magdalena colgó el teléfono y suplicaba desesperada rogándole a los policías que la dejaran pasar para buscar a su nieta, junto con más madres desesperadas esperando a que sacaran a sus hijos del incendio, un policía les dijo que en aquella casa apuntando con su dedo, había niños rescatados que fueran a buscar ahí. Magdalena corrió como nunca en un mar de llantos a buscar a su nieta, entró a la casa que se usaba como albergue y empezó a buscarla, entre tantos niños llorando, en un rinconcito de la casa Magdalena observa a Camila con una niña en brazos, era su nieta, ella apresura el paso por su nieta y se la arrebata a Camila de los brazos, “Gracias Dios mío, gracias” Magdalena implorando en un llanto de alegría abrazaba a su nieta al ver que estaba sana y salva.

Ximena se bajó del auto apresurada y desesperada ante tal imagen que veía del establecimiento incendiándose; corrió hacia el recinto en busca de su bebé, tratando de llegar hasta el frente entre tanta gente parada y desesperada por los policías que no daban el paso “Los bomberos están poniendo todo el esfuerzo en su trabajo por sacar a sus hijos, cálmense y busquen a sus hijos en los hospitales” un policía les decía a la muchedumbre que esperaban, Ximena desesperada y gritándole a los policías para que la dejaran pasar no logró nada, se dirigió a la casa donde se encontraban los niños y no encontró a su bebé. La maestra Camila les avisaba a las personas que llegaba y no encontraban a sus pequeños que muchos niños habían sido llevados a diferentes hospitales de la ciudad para ser atendidos, que los buscaran si no se encontraban aquí.

Frank llegó al lugar, bajó de su carro en busca de su hija, los ojos se le llenaron de lágrimas al ver que a lo lejos estaba su mamá con su hija en los brazos, corrió hacia ellas con una expresión de alivio en su rostro y les dio un gran abrazó, empezó a besar a su hija al momento que también la revisaba “Estás bien mi amor, no te pasó nada”. Magdalena le dijo “Si está bien, ya la revisaron los médicos y gracias a Dios nomás tiene estos pequeños rasguños, pero ve a ayudar, todavía faltan más niños que rescatar”. Frank se subió a su pick up y les dijo a los policías que él podía ayudar haciendo boquetes en la pared para que pudieran agilizar el rescate, los policías y bomberos dejaron que entrara y en reversa con su carro pisó el acelerador a toda velocidad y se impactó en la pared, fueron tres impactos los que tuvo que hacer para que se pudiera hacer un solo boquete en la pared, en total fueron ocho impactos los que realizó para poder hacer tres hoyos en la pared, de esa forma bomberos pudieron agilizar su trabajo y sacar a más niños de la guardería.

Sofía se encontraba entre la multitud tratando de buscar a su pequeño hermano, pero le era imposible, entre tanta impresión no aguantó más y cayó desmayada.

5:00PM
Axel se dirigía manejando su auto hacia la casa del abuelo por su cumpleaños, en el copiloto venía su novia Monserrat, los dos venían serios, algo inusual para ellos, el ambiente un poco tenso y diferente a otros, “¿Que raro el día verdad, la tarde? Prende la radio al menos” Monse le dice a Axel, el hace caso a su petición y la enciende: “… en donde al menos van 11 niños muertos por el incendio que se provocó, se les pide a los ciudadanos que den paso a las ambulancias que todavía se dirigen a diferentes hospitales de la ciudad donde estos pequeños serán atendidos, hoy la ciudad se viste de luto, hasta el momento estas son las noticias, les mantendremos informados de lo que pase…” fue lo primero que escucharon en la radio, “Ay… pobres niños, pero como es posible que pasen esas cosas con tan criaturas tan indefensas” Monse consternada por la noticia se le escapa una lágrima.

Ximena se encuentra en la recepción de un hospital desesperada preguntando por el paradero de su pequeño bebé, pero no le saben dar noticias, las enfermeras le dicen que hay varios niños, pero que no pueden entrar a verlos, algunos familiares de niños se encuentran molestos al no saber el paradero de sus pequeños, “Pero como es posible esto, mi bebé traía una camiseta color azul y unos converse pequeñitos, llevo recorrido tres hospitales y no encuentro a mi bebe, ¡¿Qué es esto Dios mío?!” Ximena desesperada, sale del hospital y sigue su recorrido con su esposo por toda la ciudad, hospital por hospital buscando a su pequeño. En el carro Ximena recibe una llamada a su celular de su hermana diciéndole que ella les ayudará a buscar a su bebé en otros hospitales para que sea más rápida la búsqueda.

7:00PM
Ariadna una reportera de la televisora de la ciudad da su informe en vivo, atrás se puede observar la guardería aún saliendo humo por el incendio, “Aquí es donde hoy a las tres de la tarde se suscitó el hecho que marcó a la ciudad y al país entero, se les informa a los papás y familiares de los niños que busquen a sus hijos en los cinco hospitales de la ciudad, la cifra sigue incrementando (en ese momento a Ariadna se le corta la voz), van 22 niños fallecidos, y muchos más graves en los hospitales”. La escena cambia y se ve a Andrea viendo el reportaje sentada en el sillón de su casa, con la mirada perdida y los ojos rojos, sus hijas al lado de ella abrazándola, la consuelan diciéndole que no fue su culpa, que no podía haber hecho nada: “Claro que fue mi culpa, muchas veces me pidieron que tomara riendas sobre las irregularidades de la guardería, y nunca logré eso” Andrea gritando y llorando como loca les dice a sus hijas.

Sofía abre los ojos y se da cuenta que se encuentra recostada en la cama de un hospital, al lado se encuentra su mamá, cuando logra reaccionar Sofía agitada le dice a su madre “Y mi hermano… ¿Qué pasó mamá?¿Dónde está?”, su madre con una tristeza que abarca su cara le dice que lo encontraron pero que se encuentra muy grave en ese hospital, que lo están atendiendo, pero que tiene muchas quemaduras, aparte de que la asfixia del humo que inhalo le provocó severos daños en sus órganos y que no le dan mucho tiempo, el rostro de Sofía se llena del lágrimas lamentándose por no haber ido por su hermano en cuanto salió de la escuela.

Axel y Monserrat se encontraban comiendo pastel en la casa del abuelo, mientras veían las noticias, en la televisión salían los diferentes hospitales de la ciudad con mucha gente desesperada, en busca de noticias de sus hijos, en las afueras de los hospitales varios grupos católicos hacían oración por los niños, taxis se pusieron a disposición de las familias gratis ya que la mayoría de las familias eran de origen humilde, carros que no tenían nada que ver con los familiares también se pusieron a disposición para ayudar a encontrar a los niños en los hospitales. Lo que era el festejo del abuelo se convirtió en tristeza ya que Axel, Monserrat y compañía aunque no tenían nada que ver gracias a Dios con la guardería, les afectaba, se unieron al dolor de esta tragedia, el luto que unió a la comunidad entera, al país entero.

10:00PM
Ximena y su esposo, se encontraban de nuevo en otro hospital, desesperados en la búsqueda de su hijo, sin obtener resultados, habían sido las horas más largas y desesperantes en la vida de Ximena al no saber si su pequeñito seguía vivo o muerto, dónde se encontraba o algún rastro de él. Le suena el celular y es su hermana “Ximena, necesito que te vengas al Anfiteatro de la Procuraduría de Justicia del Estado en cuanto antes”, Ximena y su marido salieron apresurados del hospital imaginándose lo peor.

Ariadna se encontraba preparándose afuera de un hospital para dar su último reporte del día “Como todos sabemos, hoy fue un día que marcó a la ciudad y al país, eran las 2:50pm cuando del almacén contiguo a la guardería comenzó a salir humo, las llamas del almacén subieron hasta el techo que de inmediatamente se pasó al de la guardería, donde se encontraban 135 niños que iban desde los 4 meses hasta los 5 años, la mayoría dormían su siesta, lo que se sabe es que el fuego entró por el techo y empezó a caer sobre el plafón de frigolit, y este sobre los niños durmiendo. 28 niños se encuentran en terapia intensiva, algunos con quemaduras de tercer grado en el 75% de sus cuerpecitos y otros por intoxicación del humo inhalado, mis mas sinceras condolencias a todas las familias afectadas por esta gran tragedia, reportó Ariadna Venegas”.

Ximena y su esposo llegaron a la Procuraduría, en las escaleras del edificio se encontraba mucha gente esperando a que los dejaran entrar a identificar los cuerpos, la mayoría de la gente llorando desesperada, entre la gente salió la hermana de Ximena que se acerca a ellos diciéndoles que están dejando entrar a ver si los cuerpos de sus hijos se encuentran ahí, pero que está muy lento. Pasan dos horas y Ximena con la mirada pérdida, con su familia se encuentran sentados en las escaleras sin saber noticias de su pequeño aún, en ese momento gritan el nombre de Ximena para que pase ella y su esposo a ver los cuerpos de los niños para identificar a su pequeño bebé. Adentro de la Procuraduría los hacen pasar a una oficina, para que vean las fotos de los niños, ya que no los dejaban entrar a verlos físicamente, Ximena toma las fotos temblorosa con miedo de ver la primera foto, se arma de valor y la observa, no era su pequeño, sigue viendo las fotos, pasa una, dos, tres, cuatro fotos y nada, en la quinta foto que ve, se puede mirar el pequeño cuerpo de un bebé, pero su rostro no se puede identificar por las quemaduras, pero con la camisetita azul y los pequeños converse que Ximena le había puesto esa mañana, Ximena deja caer las fotos y pega un grito desgarrador, se deja caer a las piernas de su esposo y desconsolada empieza a llorar al ver que su bebé había fallecido.

SÁBADO 06 DE JUNIO
Ariadna se prepara para dar su reportaje afuera de la guardería, el lugar esta cerrado con cintas amarillas, los tres boquetes se ven en el fondo, las paredes que antes eran coloridas ese día pintaban un color negro: “Me encuentro aquí afuera de la guardería donde podemos observar como quedó después de ayer, en la zona se encuentran varios policías y peritos, investigando, las cifras hasta el día de hoy son de 38 muertos, 23 internados, 15 están graves y un pequeñito con muerte cerebral, y la buena noticia es que 66 de los niños que se encontraban desaparecidos ya fueron encontrados, y 4 dados de alta, algunos niños ya fueron trasladados a hospitales de Estados Unidos especializados en quemaduras, y varios médicos de la armada llegaron a la ciudad para atender los casos, por lo pronto estas son las noticias, reportó Ariadna Venegas”

“¿Cómo que muerte cerebral?” Sofía le responde alterada a su mamá al decirle que ya no podían hacer nada por su hermano, Sofía rompe en llanto y se empieza a culpar por lo sucedido, su madre la consuela diciéndole que no tiene la culpa de nada y las dos se abrazan.

En el funeral del hermano de Sofía, se encontraban varios familiares, en el pequeño ataúd color blanco se encontraba la mamá abrazada a el llorando, el lugar estaba lleno de flores con globos de muchos colores, ositos de peluche que la misma familia le habían llevado al niño, Sofía lloraba desconsolada con sus amigas alrededor de ella.

Axel se encontraba con Monse preparando comida para llevarle a los familiares que se encontraban en los hospitales, en forma de ayuda ya que había sido un día largo y muchos no habían dejado el hospital o habían estado toda la tarde por toda la ciudad buscando a sus hijos sin comer nada, los dos veían las noticias, en la tele se puede observar a Ariadna informando que arzobispo daría una misa mañana domingo en el Centro de Usos Múltiples de la ciudad en honor a los niños fallecidos, y que toda la gente estaba invitada a asistir. “Amor, vamos a ir verdad” le pregunta Axel a Monse, “Claro que iremos”.

DOMINGO 07 DE JUNIO
Mucha gente la mayoría vestida de blanco se ve llegando a un grandísimo edificio, parecido a un estadio, el lugar era el Centro de Usos Múltiples de la ciudad, en el interior del lugar en la parte de abajo estaba la simulación de un altar, frente al el mas d un centenar de sillas que poco a poco se llenaban con la llegada de los padres y familiares de los niños fallecidos, en la fila de enfrente se encontraba el gobernador del estado, en las gradas alrededor, se llenaban igual de gente que iba llegando, ya casi en su totalidad el lugar, fácilmente se podía calcular que se encontraban más de 8 mil personas reunidas para despedir a los angelitos. La misa comenzó, estaban reunidos también varios sacerdotes de diferentes iglesias de la ciudad, entre la gente se podía apreciar a Magdalena, Frank y su hija oyendo atentos la misa y dándole gracias a Dios por tener a su niña sana, Camila se encontraba también, Axel y Monserrat en la parte de arriba oían atentos, Andrea desconsolada, en las primeras filas se observa a Ximena destrozada por la muerte de su bebé junto a su esposo abrazándola, frente a ellos se encontraba el cuerpo de su hijo ya que después de ahí irían a sepultar al bebe, Sofía y su mamá igual las dos llorando por la muerte de su hermano e hijo. “Sus hijos ya habían hecho lo que tenían que hacer aquí con ustedes para volver al cielo, de alguna u otra forma ya habían cumplido su misión aquí, Dios les prestó a sus hijos y ustedes se los devolvieron…” fueron algunas de las palabras que el arzobispo les dijo, “Ahora los invito a decir todos juntos el Padre nuestro, Padre nuestro que estás…” en ese momento las mas de 8 mil personas que se encontraban ahí se tomaron de la mano para entonarlo lleno de sentimiento. Al terminar la misa, Ximena caminaba con su esposo hacia la salida, encontrándose a Andrea, las dos se miraron fijamente, Ximena se acercó a ella y sin pensarla llena de coraje le aventó una cachetada, a Andrea se le salieron las lágrimas y agachó la cabeza sintiendo una gran culpa, Ximena se retiró.

En un panteón mucha gente se encontraba esperando la llegada de un pequeño, la mayoría de la gente asistía con globos blancos, a lo lejos se observaba una carroza acercándose al panteón y en el interior Ximena con su esposo, al llegar a la fosa le dieron el ultimo adiós al pequeño, y después lo comenzaron a bajar y empezó el sepelio, Ximena se aferraba abrazada al cajón de su hijo, su esposo la trataba de quitar para que lo pudieran enterrar, Ximena y su esposo abrazados hincados en el suelo lloraban desolados al ver como poco a poco bajan el féretro de su pequeño hijo, al mismo tiempo el resto de las personas que los acompañaban dejaban escapar de sus manos los globos blancos que elevaban su vuelo hacia el cielo.

LUNES 08 DE JUNIO
Ariadna se encuentra dando su reportaje “La ciudad de unió y solidarizó ayer en la misa en honor a los niños desaparecidos, en donde se encontraron alrededor de 8 mil personas, pero lo cifra sigue aumentado por desgracia y ya suman 5 niños más muertos por la tragedia del pasado 5 de junio, la mayor tragedia infantil en el país”.

MIÉRCOLES 10 DE JUNIO
Afuera de la guardería la gente comenzaba a juntarse, ya que realizarían una marcha hacia la plaza principal de la ciudad, en su mayoría vestidas de blanco, las personas cargaban veladoras y empezaban a caminar hacia su destino, en el camino se les unían más gente, con carteles en las manos aclamando justicia, fotos de los niños, desde el cielo se podía observar una gran mancha blanca caminando por el principal boulevard de la ciudad, alrededor de 10 mil personas, al principio de la marcha se ven los rostros conocidos, una Ximena un poco más calmada desde el domingo, Sofía cargaba una foto de su hermanito, Magdalena y Frank con su hija en los brazos caminaban pidiendo justicia, Camila junto con Andrea se unían a la marcha, entre la gente se podía observar también a Axel y Monserrat vestidos de blanco, en un momento de la marcha pasan por enfrente de una iglesia, en ese momento 5 campanadas se oyen, en total recorrieron 7 kilómetros. Al llegar al lugar, varios papás empezaron a dar sus testimonios por el micrófono. La primera persona que dio su testimonio fue Frank: “Todos estamos aquí porque queremos justicia, gracias a Dios mi niña está a salvo…”, durante el testimonio de Frank se oía entre el publico varias frases como “No están solos! No están solos”, de gente unida a los familiares, las lágrimas no se hicieron esperar y sobretodo de los padres que veían como toda la gente se unían con ellos. Le tocó el turno de hablar a Ximena: “A mi si me arrebataron a mi único hijo, me pequeñito de solo 7 meses, ahora qué hago, quiero los culpables! Los asesinos! De esos angelitos, al gobierno que haga algo, o que renuncien si son tan incompetentes, no es posible que más de 30 niños murieron, y muchos más aún siguen graves, cuidado a los culpables, porque ya me quitaron todo, y no tengo nada que perder” esas fueron las palabras con las que Ximena desconsolada les llegó a la gente, después de eso un gran aplauso se escuchó. La pantalla se pone en negro pero el sonido de los aplausos se sigue escuchando mientras aparece en pantalla “En memoria de los 49 angelitos fallecidos en la Ciudad de Hermosillo, Sonora. México”

DETALLES
-La canción “Estar Junto a Ti” es lo único que se escucha en toda la escena completa del entierro del hijo de Ximena y aparece en los créditos finales.

-La canción “Ave Maria” se escucha en casi toda la escena de la misa.

-La canción “Hallelujah” se escucha en toda la escena de la marcha.

-La obra destaca varias veces el número 5, el día de la tragedia.

-Los nombres de los personajes son en realidad algunos de los nombres verdaderos de los niños que perdieron la vida en esa tragedia.

-Basada en hechos reales, el pasado 5 de junio aquí en mi ciudad, los personajes son ficticios, donde quise retratar en los personajes algunas de las cosas que vivieron mi gente, como por ejemplo el personaje de Jamie Bell que no tiene nada que ver con la tragedia, esta inspirado un poco en mi, de cómo afecto o me conmovió ese día. Y el personaje de Haaz Sleiman si existe, pero no de la forma en que lo retraté, si no, que es un muchacho que por su cuenta propia uso su pick up para hacer los boquetes en las paredes para que rescataran a más niños y gracias a él se logró, su nombre verdadero es Francisco y los consideraron un héroe aquí en mi ciudad y en México, su pick up fue mandada a reconstruir al programa “Enchúlame la Máquina de Mtv” y aparte le regalaron otra del año.

-Ese día Hermosillo se paralizó, yo venía en mi carro cuando prendo la radio y empiezo a escuchar la noticia. Muchos padres de los niños ese día se la pasaron toda la tarde buscando a sus niños en 6 diferentes hospitales de mi ciudad, los taxistas se ubicaron afuera de los hospitales totalmente gratuitos para que la gente pudiera moverse y así agilizar la búsqueda porque la mayoría de las familias son de origen humilde, hasta el momento son 49 niños muertos, gracias a Dios la cifra ya no incrementó, se han realizado varias marchas desde ese día pidiendo justicia, varias marchas alcanzaron hasta los 15 mil asistentes, en el DF y varias ciudades de México también realizaron marchas, la gente se fue en contra del gobierno, en una plaza de la ciudad sigue un altar simulado en memoria de los niños, con cruces, veladoras y juguetes. Al parecer el caso aún no se cierra. El 5 de Junio del 2009 quedó marcado para siempre en México y sobretodo en Hermosillo.

-Esta obra fue hecha con todo respeto y dedicada para toda esa gente que se vio afectada en esto y sobretodo a esos niños inocentes.

8 comentarios:

albertaco dijo...

Absolutamente extraordinaria...una obra valiente, poderosa y dura. Retratar un acontecimiento así cuando todavía está muy reciente requiere de coraje y de madurez. Magistral Kate Winslet y muy buena Vera Farmiga. Excelentes las tres canciones elegidas, por mi deberían estar las tres nominadas. Extraordinaria obra...Felicidades!!!!!!

albertaco dijo...

Se me ha olvidado, debo decir que el cartel, debería ser premiado, porque lo dice todo sobre la obra, está muy bien conseguido. Felicidades!!!

Jose Barriga dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose Barriga dijo...

Con un aire de docu-drama, Inocente Atardecer plasma con extrema sensibilidad el dolor y sufrimiento que sintió un país entero por este hecho tan lamentable. Al llegar las horas de la noche, el drama crecía y la obra se hacia mucho mas dolorosa. Kate Winsley y Ellen Page me encantan en sus papeles. Asi como la extraordinaria y noble labor (trabajo) de Jorge Celaya. GRANDE

Mariano Masci dijo...

Un drama realista muy bien trabajado, con un reparto femenino de lujo. Vera Farmiga me encantó, lo mismo Page. Me hubiesen gustado un par más de personajes masculinos. Pero de todas formas, para lo que Jorge quiso contar: creo que el resultado ha sido excelente. Muy buena!

Alan Ramos Siu dijo...

Se me puso la piel chinita en algunas partes u_u, muy buena obra Jorgee, me gusto el papel de Kate W.

Xavier Vidal dijo...

Un gran acierto contarlo todo desde el pasado: al principio adelanta la tragedia para luego darle una intensidad inaudita, feroz. Es curioso que, junto a Sueños Rotos, se hayan retratado 2 situaciones de muerte en una misma edición. Grandes Barraza y Winslet. Felicidades! Si se valoran las obras bien escritas, esta tiene que estar nominada al premio gordo. Y ese cartel... chapeau.

Roberto Ornelas dijo...

mmm no es lo que esperaba, algo muy gastado ya... me agradó el final circulante es bueno.

Talvez esperaba algo mas dramatico y menos tragico algo de corte cinematografico... (no se por que.. xD); bien escrito y buena graficacion mental!!!

Publicar un comentario